jueves, 13 de septiembre de 2012

Lucha de Gigantes



Mis miedos... Podría pasarme la vida entera intentando descubrir mis miedos y solo se me ocurre uno, el gran monstruo...  hoy se me da por divagar entre arsenales inmensos e infinitos de tan redundantes, ligeras y sueltas palabras que acostumbro a arrastrar con cierta frecuencia, todas regadas por ahí como un rompecabezas y en cada una un sentimiento, un sentimiento que saco del cajón de la mesita de noche. Indolentes sensaciones muchas ya casi extintas y otras por surgir y resurgir. 
Ese  miedo mío se ha disfrazado, camaleónico miedo, no es más que un secreto, la cosa más profunda oscura y pura; y aunque muy probablemente me  lo lleve conmigo  hasta la muerte, jamás dejara de existir. Secreto Carol ¿cuando estarás de este lado? Estalla de una buena vez para pasar sin miedos. Unos cuatro murmullos que se dejan trascender anuncian que aun no estás en mis planes inmediatos, ya todo está revuelto... 



No hay comentarios:

Publicar un comentario